ARAW

Fungicida compuesto por tres terpenos con actividad fitosanitaria, eugenol, geraniol y timol, de alta eficacia en el control de numerosos hongos, entre ellos oidio y botritis, sin dejar residuos en la uva ni en el vino.

Muchos de los terpenos producidos por las plantas son los principales constituyentes de los aceites esenciales y poseen extraordinarias propiedades. El uso de los mismos en agricultura ha estado limitado comercialmente por su volatilidad, fitotoxicidad y falta de solubilidad. La exclusiva tecnología de formulación SUSTAINE permite el uso de terpenos de manera segura y respetuosa con el medio ambiente, incrementando notablemente su eficacia y presentando bajo riesgo de resistencias.

Folleto
Boletín técnico
Hoja de registro